Diario de a bordo: ¿Dónde está el mando de la tele?

Estimado Capitán:

Estos humanos son tan primitivos que para atontarse utilizan una aparato llamado televisión en el que pueden ir cambiando el contenido a su antojo, eso sí, para ello necesitan un aparato llamado: mando. Esta bien que se llame así «mando» ya que la verdad el que lo tiene en su mano tiene el poder. El problema es que cuando hay lechones por el medio, el mando desaparece a menudo. Y eso claro, es un problema. Nosotros llevamos una semana comiendo con «Corazón, corazón» que es un programa que si lo ves entero te dan ganas de abrir la ventana del salón y saltar al vacío.

—¿Pero dónde está el mando?

Es la pregunta más repetida en muchos hogares españoles. Bueno, en realidad es la segunda ya que la primera suele ser una variación.

—¿Pero dónde coño está el mando?

Y uno lo busca y lo busca, pero no lo encuentra. La verdad es que en el fondo de su ser sabe que el mando está debajo del sofá, pero a quién le apetece mover el sofá cuando tiene un plato calentito y sabroso en la mesa. Si lo barrimos hace poco. Pues lo que haces es joderte y ver cómo «Corazón, Corazón» cumple 22 años mientras te comes la albóndigas y piensas en cómo suicidarte.

Entonces llega un día en que sí mueves el sofá. ¿Y qué ocurre? Pues que lo que hay ahí debajo es la puta sección de juguetes de El Corte Inglés. Y el mando por supuesto. En un sitio estratégico. Inalcanzable con una mano o con una escoba. Es la ley de Murphy. Hay gente que ha encontrado de todo debajo del sofá. Hasta había un trozo de galleta a la que Tomás le echo el diente, pero le di una colleja para que la soltase y lo hizo. Todo muy didáctico.

Lo que hay debajo del sofá es otra dimensión. Es como un Triángulo de las Bermudas doméstico en el que todo es posible. Podría montar un rastrillo y sacar pasta incluso.

Los lechones. Esos ayudante de Santa Claus que cambian las cosas de sitio por el mero placer de hacerlo. Próximamente ¿Dónde están las llaves de casa?

Un abrazo.

Los comentarios están cerrados.

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: