Paternidad a carcajadas: Grandes hitos-Hacer pis de pie

Estimado Capitán:

Vivimos una época en la que un pequeño paso para un niño es un gran paso su confianza. Mi deber padre, aparte de pagar los Superzings, es conseguir que sean autónomos (de los de pagar no, de los otros) a base de cariño y reforzar esos pequeños hitos que consiguen cada día. Dejar el chupete fue el primer reto, después vino sacar el pañal, salvo por la noche que las carga el diablo, aprender los números (excepto el 7 que no sé que pasa que no hay manera) etc. Pero los hitos siguen a veces más grandes, otras veces más pequeños, pero para ellos son todos iguales.

El otro día el Lechón 1 me despertó como si nos estuviesen bombardeando los alemanes.

—¡Papá, papá, mira lo que sabo hacer! S¡é hacer pis de pie, mira ven!

Y allí me fui yo con él al baño a vivir la vida loca. Levantó la tapa (en eso ya mejora la raza) se saco el gusanito/pilila/miñoca y volvió la cabeza para:

a) Cerciorarse de que yo seguía ahí y no me perdía detalle.

b) Dedicarme esa sonrisa pícara que expresa algo así como: «¿Has visto? Pues ahora viene lo mejor, ya verás»

El chaval parecía un cazafantasma agarrando la manguera. Lleno de orgullo, continuaba volviendo la cabeza recurrentemente y movía las cejas como el muñeco de un ventrílocuo.

Como hito espectacular. Como espectáculo mejorable. La banda sonora repetitiva. Parecía que iba a acabar, pero la cosa seguía. Al rematar la faena estaba miy orgulloso de su hazaña y no es para menos y yo con el pecho henchido porque mi hijo ya sabe hacer pis de pie. Y eso es un paso muy importante hacia la independencia (la catalana no, la otra). Baja la tapa, tira de la fisterna, se lava las manos, se las saca y chocamos los cinco.

Enhorabuena hijo. Te quiero hijo y estoy orgullos de ti. No me imagino cómo será si un día acabas una ingeniería o te limpies el culo yo solito. ¡Festivo nacional!

Qué gustito da verlos crecer.

Saludos, Capitán.